La triste historia de las Lanfu

Las Lanfu o “Consoladoras sexuales” del ejercito japonés es un concepto negro que ha quedado escrito con fuego en la trágica historia de la segunda guerra mundial. Para controlar las violaciones masificadas de los japoneses en China, el ejercito decidió establecer un sistema de mujeres forzadas a prostituirse. El ejercito japonés utilizó miles de esclavas sexuales militares durante la década de 1930.

Se calcula que unas 200.000 mujeres chinas, filipinas e indonesias (algunas contaban solamente 12 años), fueron secuestradas, golpeadas y obligadas a prestar servicios sexuales a los militares. El gobierno japonés se niega a reconocer oficialmente su responsabilidad a lo que se considera uno de los mayores casos de trata de seres humanos del siglo XX. Sin embargo, existen las suficientes pruebas para inculparle.

En 1988, el Consejo Coreano de Mujeres Obligadas a Esclavitud Sexual Militar exigió a Japón que esclareciera los hechos y compensara a las supervivientes. Hasta 1992, cuando el primer ministro Miyazawa Kiichi viajó a Seúl, no hubo disculpas. El Gobierno nipón admitió al año siguiente la práctica de la esclavitud sexual durante la guerra, pero negó su responsabilidad legal argumentando que los tratados de posguerra y el Tribunal Militar del Lejano Oriente (1946 a 1948) dieron solución a todas las demandas. Sin embargo, a partir de 1998 se han sucedido los fallos que exigen compensación material para estas mujeres.

Algunas de ellas, ya muy ancianas, siguen luchando para que se haga justicia. Otras ya no la tendrán jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s